Mis Croquetas I (Sin Gluten, Sin Lactosa)

Hacía mucho tiempo que no hacía croquetas porque me da pereza, pero la verdad es que no se tarda tanto, salen muchas, se pueden congelar y están buenísimas. 

He probado croquetas sin gluten en algunos restaurantes y bares y no me gustó su textura, sin embargo estas que hice con farina de Schär me han encantado. También se pueden elaborar con almidón de maíz y harina de arroz (ver receta Mis Croquetas II)


Ingredientes:

  • 100 gr de harina sin gluten (Farina de Schär)
  • 1 litro de leche sin lactosa
  • Pan rallado sin gluten y sin lactosa (Panceliac)
  • Huevo.
  • Un hueso de jamón
  • 1 pechuga de pollo
  • Granos de pimienta
  • 2 dientes de ajo
  • Aceite de oliva

Elaboración:

Relleno. Lo bueno de las croquetas es que puede hay mil opciones. Usé pechuga de pollo cocida con sal y granos de pimienta, pero se puede hacer con la carne del cocido, con jamón y huevo cocido, con carne de mejillones...

Bechamel. En un cazo vierto el litro de leche sin lactosa y lo pongo a fuego muy bajo con un hueso de jamón. Dejo que la leche se caliente y adquiera sabor, sin dejar que llegue a hervir. Después retiro del fuego y reservo.
En otra cazuela echo un poco de aceite de oliva y añado dos dientes de ajo con piel a los que he dado un golpe con el cuchillo en plano. Lo dejo a fuego muy bajo para que el aceite se caliente y coja todo el sabor. Cuidado de que no se queme el aceite.
Echo la pechuga de pollo picada, rehogo un poco, añado los 100 gr de farina de Schär (almidón de maíz) y remuevo con una cuchara de madera para que la harina no sepa a cruda.
Una vez rehogado añado a golpes la leche (atemperada) y remuevo de manera constante con la cuchara de madera. Así, a fuego medio, removiendo con la cuchara y con una agradable compañía vamos observando como la bechamel va adquiriendo cuerpo y espesa. Corregimos de sal y cuando veamos que la bechamel se despega de las paredes al remover es el momento de retirar del fuego.
No tiene que quedar un engrudo. Si vemos que no espesa tengamos paciencia, no añadir más harina.
Dar forma y freír. Echo la masa en un recipiente y lo conservo en el frigorífico hasta el día siguiente. Después de la espera con las manos ligeramente mojadas en agua voy haciendo las croquetas. Las paso por pan rallado sin gluten, luego por huevo batido y otra vez por pan rallado. Las que voy a comer las frío en aceite de oliva bien caliente (rapidito).
Si no quieres dejar la masa hasta el día siguiente en el frigorífico, se pueden hacer en el momento usando una manga pastelera con la boca cortada muy ancha. Se hace una cama de pan rallado y con la maga se forman churros, se cortan y se terminan de rebozar: pan, huevo y pan.
Congelar. El resto de croquetas una vez pasadas por el pan y el huevo las coloco en una bandeja que quepa en el congelador, bien colocadas en fila. Cuando estén congeladas, las paso de la bandeja a una bolsa de congelados y vuelva al congelador. Así no pierden su forma y no se pegan entre ellas. Cuando se quieran comer, se echan congeladas en aceite de oliva caliente y listo.


Escrito por Ricardo (Celiaco a los 30). 13/04/2014

10 comentarios:

  1. A mi también me da mucha pereza ponerme, aunque luego merece la pena. Que pinta más rica. Seguiré tu receta la proxima vez porque a mi me suele salir la bechamel muy clara y luego me es imposible hacer las croquetas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es tener un poco más de paciencia, y remover a fuego lento para que espese. Gracias!

      Eliminar
  2. Que delicia! Una receta muy útil, me la voy a apuntar...gracias

    ResponderEliminar
  3. ¡¡ jo, da pereza !! Sobre todo si eres celíaca a los 60

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que no te dé pereza, ya verás que salen muy ricas y fáciles!

      Eliminar
  4. Que buena pinta, a ver si me animo a hacerlas pronto

    ResponderEliminar
  5. acabo de ver esta entrada. Soy una persona de 34 años celiaca diagnosticada cuando estuve apunto de morir por ello con 2 años...jamás he comido croquetas asi que empezaré hacerlas esta semana....ya contaré

    ResponderEliminar
  6. podriAS decirme la cantidad exacta de aceite que le echaso lo haces a ojo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo echo a ojo, no me gusta abusar del aceite pero lo justo para rehogar el harina. También puedes usar mantequilla si prefieres.

      Eliminar

No te vayas sin decir algo... ¡Muchas gracias por tu comentario!

Publicidad