Foster Hollywood Sin Gluten

Hace más de un año que algunos restaurantes de Foster Hollywood disponen de carta sin gluten. Desde entonces, mucho se ha hablado de su protocolo de atención a clientes celiacos y sensibles al gluten. De hecho, durante mucho tiempo no estaba en mis planes probar su carta sin gluten (cosa extraña en mí, que me sobran ganas de probar sitios nuevos), si bien, finalmente fui a comer y aquí expongo mis impresiones.


En primer lugar, es de agradecer a la cadena y a los franquiciados de Foster Hollywood que ofrecen opciones sin gluten, pues hay que ser conscientes de que somos una minoría y ofrecer platos sin gluten en un restaurante de este tipo, asociado a una gran cadena de franquicias, no es una tarea fácil.

En cuanto a la comida, las opciones sin gluten están muy bien dentro del contexto del restaurante. Un celiaco puede optar por platos similares a los del resto de comensales, especialmente con sus hamburguesas y costillares BBQ. Como dije en su día a través de twitter: la comida está muy buena.




Protocolo excesivo e inadecuado para evitar la contaminación cruzada.

Pero no estoy de acuerdo con las medidas para evitar la contaminación cruzada. No por defecto, si no por exceso. Muchos dirán, que cómo puedo estar en contra de que las medidas sean excesivas, pues sí lo estoy y voy a explicar los motivos.

La medida más llamativa es que cuando pides la carta sin gluten el camarero retira los cubiertos de la mesa y te trae tu cuchillo, tenedor y servilleta metidos en una bolsa precintada. Pero no solo son los cubiertos, también el plato, el vaso, una cubitera individual con hielos, la pinza para coger los hielos… cada cosa en su respectiva bolsa de plástico precintada. Otra de las medidas, es que cada plato que sirven al celiaco lo traen desde la cocina con una gran tapa hasta la mesa.

Que me traigan los cubiertos en una bolsa no me importa, que mi plato una vez preparado esté tapado en la cocina para evitar posibles contaminaciones me parece muy buena idea, pero me sentí muy incómodo cuando tuve que retirar uno a uno todos los plásticos para comer en un plato o servirme unos hielos en mi vaso. Me hubiera sentido aún más molesto si hubiera pedido un café, porque sé que te indican que no pueden ponértelo porque no tienen tazas envasadas.


A parte de la incomodidad, me sentí muy inseguro cuando el plato que me sirvieron venía con un cacito vacío, y al preguntar el camarero me dijo que faltaba la mantequilla. Uno de los camareros fue a darme un envase individual de mantequilla pero otro le advirtió que era celiaco y que ese envase no venía dentro de la tapa. En ese momento los tres camareros me miraron con ojos de susto sin saber qué hacer. Extendí mi mano, cogí la mantequilla y les dije: “Todo esto es muy exagerado, tranquilos, no hay ningún problema. Gracias”.

A la hora de elaborar platos sin gluten, es imprescindible mantener una adecuada limpieza y organización para evitar contaminaciones. Por eso me parece muy buena idea poner los platos bajo una tapa en la cocina una vez elaborados para que los recoja el camarero. Pero no es necesario envasar los platos, cubiertos, hielos, pinzas, solamente es necesario que estén limpios.

Disponer de una carta sin gluten debe significar que el hostelero ha revisado sus platos, todos los ingredientes y materias primas que emplea en su elaboración, ha revisado y analizado su protocolo de cocina y servicio en mesa, ha informado y formado al personal de cocina y mesa sobre lo que es la celiaquía y sensibilidad al gluten, lo que es el gluten, contaminación cruzada… y todo ello permite poder identificar una serie de platos que son aptos tanto en los ingredientes, como en su elaboración y servicio en la mesa. Digo debería, porque desgraciadamente cada vez son más los restaurantes que muy a la ligera publicitan opciones sin gluten que en realidad no lo son.

Inicialmente, la carta sin gluten de Foster Hollywood (y todo lo que ello implica) fue elaborada internamente, sin el asesoramiento de una asociación de celiacos, lo cual podría explicar las medidas exageradas para evitar la contaminación cruzada de los platos sin gluten. Posteriormente, Foster Hollywood firmó un acuerdo con FACE (Federación Española de Asociaciones de Celiacos) y sorprendentemente esto no cambió absolutamente nada.

El protocolo de Foster Hollywood tiene muchas medidas, algunas excesivas como decía, pero les falta afinar una medida muy importante: Información y Formación. Un camarero/cocinero que no sabe lo que es la enfermedad celiaca, que no sabe qué es el gluten, que no sabe cómo evitar la contaminación cruzada es muy peligroso, pues el cliente pone en sus manos su salud. Es más, igual que con la celiaquía, el personal de hostelería debe conocer que es un alérgeno, qué son las intolerancias y las alergias alimentarias.

Sé que muchas personas no estarán de acuerdo conmigo, y opinarán que más vale pasarse que quedarse corto. Sí, pero no. Por ejemplo, un restaurante puede optar por tener una zona reservada para la elaboración de platos sin gluten o bien ir más allá y tener dos cocinas separadas. Siempre que la medida sea mayor pero basada en el conocimiento de la enfermedad me parece bien, pero si elegimos medidas exageradas por desconocimiento, realmente creo que no nos beneficia:

 - Imaginaos un empresario de hostelería que está pensando en ofrecer platos sin gluten y observa este protocolo de envasar toda la vajilla. ¿Creéis que le motivaría?
 - Pensad que sois un franquiciado de Foster Hollywood y pensáis en ofrecer la carta sin gluten. Viendo esta complejidad, ¿os compensaría?
 - Pensad en los que comparten mesa con vosotros, si la única información sobre celiaquía que recibieran fuera este proceder, ¿Creéis que os invitarían a casa a cenar o tendrían que pasarse primero a por bolsas de congelar? (un poco de humor no viene mal).

En resumen:

Gracias Foster por ofrecer platos sin gluten. Espero que mantengáis la carta, la ampliéis y que esté disponible en todos vuestros restaurantes. Con un protocolo más ajustado a las necesidades reales será mucho más fácil su expansión a más restaurantes.

Sé que no es tarea fácil, pero no puedo entender que FACE refuerce este protocolo de plásticos con su sello. Creo que FACE debería adecuar el protocolo de Foster, formar correctamente al personal de los restaurantes y asesorar al personal directivo de la empresa. Del mismo modo que muchas asociaciones de celiacos hacen en cada una de sus provincias, con un trabajo excelente informando, formando y asesorando restaurantes, ampliando las opciones y con un rigor que las hace admirables. Reforzar estos protocolos exagerados pienso que cierra puertas, no las abre.

Si he de elegir... prefiero comer en un restaurante donde el camarero diga a todos los comensales: “Si van a compartir el plato, entonces sin gluten para todos y el pan lo traigo después, así evitamos las miguitas”. Es decir, en un restaurante con personal que de verdad sepa lo que es la celiaquía.


Escrito por Ricardo (Celiaco a los 30)


23 comentarios:

  1. La verdad es que en cuanto a lo de los cubiertos y demás envueltos, si me viera en situación cenando con mis amigos o familiares en ese momento me daría un poco de vergüenza. Pero aún así se de madres con hijos celiacos que agradecerían ese gesto, porque las he visto preguntar por donde han pasado los cubiertos de sus hijos antes de llegar a la mesa, si se han lavado las manos antes de tocar la vajilla...muy protectoras con respecto a la enfermedad de sus hijos (que también es comprensible a veces si es algo nuevo que antes era desconocido) Pero la cosa es tener un termino medio de protección (ni pasarse ni quedarse corto) Y muy importante el formar a las personas, nada de ir a un restaurante con menú sin gluten y que te diga el camarero de turno: 'Celiaco, ¿eso es lo de la leche no?' Por que ahí ya sabes que algo mal va a ocurrir con tu comida en el trayecto de la cocina a la mesa.

    También espero que pongan pronto el menú sin gluten en León, que antes de ser celiaca comía mucho allí y lo echo de menos. Que a pesar de pasar algo de vergüenza con los cubiertos envueltos, iría 100% segura a disfrutar de esa deliciosa comida que sirven.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como dices lo de los cubiertos incluso puede venir bien porque muchas veces te los ponen en el cesto del pan, pero claro de una medida que en ciertos sitios puede ser adecuada se pasan a matar moscas a cañonazos. Gracias por tu comentario

      Eliminar
  2. Estoy totalmente de acuerdo. Es la formación lo que necesitamos y pedimos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La mejor medida: información y formación. Sin lugar a dudas

      Eliminar
  3. Lo de tapar el plato me parece bien, razonable para evitar riesgos. Los plásticos... desproporcionado y estigmatizante, y por tanto ni se me ocurre ir. Subyace en esta actitud defensiva la falta de información en profundidad... porque, claro, no habían pensado en un manual (plastificado) para incidentes como el del olvido de la mantequilla... puro Berlanga. Lo de FACE no lo entiendo, se supone que su homologación incluye una uniformidad de actuacion razonable... Como adultos nos lo podemos tomar con humor, pero, Sres. de Foster, piensen en los niños, piensen en cómo publicita en TV la competencia...
    Esto... la cerveza... Ambar, supongo, pero el abrebotellas también con plástico,claro...:-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tuve la oportunidad en diciembre, en Huesca, de comentarle mi opinión al Presidente de FACE. Obviamente consideran innecesario los plásticos, pero la franquicia no quiere cambiar. En mi opinión, y como le indiqué al presidente hacen mal en respaldar con el sello esta aptitud.

      Eliminar
  4. Totalmente de acuerdo con todo; la comida nos gustó mucho, la hamburguesa tiene un toque de sabor americano y el pan está muy bien "tratado" para que quede jugoso.
    Esas medidas son las que han hecho que sólo hayamos comido un par de veces, iríamos más si fuera de otra manera. La última, la insistencia del camarero en que cogiera servilletas de un paquete sin abrir, "gaste las que necesite" dijo.
    Entiendo la postura del Foster, piensan que así minimizan cualquier error. Está bien cuando uno empieza, pero con formación hay muchos aspectos que podrían mejorar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que podemos estar todos más o menos "contentos o cómodos" con el tema de los plásticos, pero sin duda la formación es fundamental. Si tuvieran formación adecuada verían igual de absurdo que nosotros los plásticos del vaso, hielos, plato..
      A mi después de lo de la mantequilla creo que no se atrevieron a decirme nada de las servilletas. Qué falta total de información!

      Eliminar
  5. Estoy totalmente de acuerdo contigo en el post. Yo voy relativamente a menudo (como una vez al mes) porque es una de las opciones sin gluten que más me gusta. La primera vez que fui fue un poco ridículo, la verdad. Llevaban muy poco con el menú sin gluten y a mí me apetecía compartir un costillar con mi novio no celiaco. Asumimos que podía ser así, y al pedírselo al encargado se quedó pensando un rato como si le hubiéramos roto los esquemas, como si no estuviera muy seguro que de un no celiaco pudiera compartir comida con un celiaco, lo que nos dio muy mala sensación, como de desinformación. Al final accedió, supongo que en su periplo mental no encontró ningún argumento en contra. Por lo demás, el trato fue excelente. Me atendió el encargado en todo momento (trajo él los platos, los retiró, etc) menos a la hora del pago. En el resto de ocasiones he observado que se han relajado algo más, ya he podido compartir plato con mi novio sin cara de extrañeza, aunque te toma nota el encargado, los platos te los traen los camareros... Pero el tema de los plásticos sigue igual. A mí lo de los plásticos me parece una chorrada, un gasto innecesario de plástico y como decís por ahí arriba, hasta ligeramente avergonzante. A mí por ejemplo me da exactamente igual que me miren cómo saco los platos de un plástico, la verdad, pero entiendo que a determinadas personas les dé vergüenza. Si fuera necesario, vergüenzas fuera, pero en nuestro caso, no siéndolo... Y sí, me parece que da muy mala publicidad de cara a otros hosteleros. En ese sentido, flaco favor nos hacen. Aun así, recalco que sigo yendo porque en la experiencia gana lo positivo y siempre son super amables conmigo y con mi pareja, y a pesar de todo siento que como con seguridad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario. Pobre camarero, me lo imagino ahí pensando "un no celiaco" puede comer comida del celiaco??, está claro que les falta información. Si eres habitual, sin duda se habrán relajado y muchos de ellos creo que hasta se habrán informado en otro sitio, aunque sea por curiosidad.
      Por otro lado, la comida como dices está buena. ;)

      Eliminar
  6. Estoy de acuerdo contigo, Ricardo. Me lo habían contado, pero no es lo mismo verlo en la foto y me parece un poco exagerado. Sobre todo innecesario.

    En algunos sitios te ponen los cubiertos envueltos y en otros te los traen en la cesta junto con el pan. Hay que buscar un término medio, pero entiendo que es difícil complacer a todos.

    La información es la mejor herramienta para evitar problemas. Yo me encargo de explicar a mis compañeros de mesa que no pasen el pan por encima de mi plato que me caen las migas y el director del restaurante debería de formar a sus empleados. Entiendo que es un desgaste eterno porque la rotación es muy alta, pero es la única manera de hacerlo.

    Gracias por tu artículo
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exactamente, es del todo innecesario. Si las medidas tuvieran un motivo razonado ninguno pondríamos objeciones, pero vestir la falta de información con plásticos no es una buena solución. Gracias por su comentario!

      Eliminar
  7. Pienso que cuanta más precaución mejor, ¿Cuantos trabajadores se comen un bocadillo y luego ni se lavan las manos? ¿Cuantas barras de los bares y restaurantes están repletas de migas? ¿Por que correr riesgos? Y justo en este tipo de restaurantes se trabaja con mucho pan. Ya me gustraría a mi encontrar este servicio en todos los restaurantes.Y estoy de acuerdo que falta información sobre el cuidado que ha de llevarse. Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Respeto tu opinión, aunque como expongo ampliamente no la comparto. Gracias por tu comentario

      Eliminar
  8. Estoy totalmente de acuerdo contigo, para mí exageran. Fui al restaurante para pedir comida para llevar pero al decirles que tenía que ser sin gluten me dijeron que no podía ser, porque no podían asegurar que al salir a la calle siguiera siendo sin gluten (??). Yo les aseguré que no pasaba nada, que solo me dieran mi hamburguesa sin gluten y yo me preocuparía de no contaminarla (pfff) y no hubo manera, eran normas de la empresa y blabla. Total, que no pienso volver.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin comentarios. Muchos ni te creerán, cuando yo conté lo de la mantequilla muchos me tacharon de mentiroso, menos mal que no estaba solo y que la realidad es la que es. Gracias por tu comentario!

      Eliminar
  9. pues peor fue ir un dia de diario a pedir el menu del dia y te obligen a comer a la carta...con el precio que conlleva solo por que aunque ellos tengas los mismos platos en el menu que en la carta...es politica de empresa.

    Desde entonces 1 año sin volver y tan agusto encima de caros que por ese precio ceno en cualquier lado estupendamente, mucho mas barato y de mejor calidad y todo sin gluten como Studios Boulevard en madrid

    ResponderEliminar
  10. una basura este restaurante no ofrecen menu del dia sin gluten y te obligan a la carta

    ResponderEliminar
  11. Eres imbecil (sin ofender, pero a la vez si) porque a mi no me habian tratado tan bien en mi vida. Asique gracias foster por ser tan "exagerados" porque gracias a eso puedo comer por una vez desde que me detectaron esto tranquilo sabiendo que no me va a pasar nada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario anónimo (o cobarde). Salimos ganando los dos porque no coincidiremos en el mismo restaurante.

      Eliminar
  12. Celiaco a los 30!!
    Estoy deacuerdo contigo!!!
    Es una exageración!!
    Y me siento como un bicho raro. Como cuando me ponen la banderita en el Vips.
    Todo el mundo se me queda mirando, siempre digo la broma "ahora solo falta que me traigan las luces de neón". Pero lo puedo entender, así evitan equivocaciones.
    Pero lo del foster y sus bolsitas de plástico...
    Lo dicho, pasa de los comentarios malos porque somos muchos los que pensamos así, y más cuando llevo 32 años siendo celiaca.
    Gracias por expresar lo que muchos pensamos!!!!

    ResponderEliminar
  13. Hola Ricardo, efectivamente me parecen "exageradas" las precauciones.... Tenemos ya por fín un Foster para todos?... Después de todo ésto.... Siguen con carta para celíacos o no?... Aquí en Murcia por lo menos en el que pregunté, ya no tenían nada, pero es que nunca tuvieron... Gracias por actualizarme en la materia. Un saludo.

    ResponderEliminar

No te vayas sin decir algo... ¡Muchas gracias por tu comentario!

Publicidad