¿Pastillas para celiacos o para un estilo de vida "gluten free"?

Desde hace años se publican periódicamente diferentes noticias sobre avances en torno a tratamientos alternativos a la dieta sin gluten. Siempre apoyo y difundo cualquier avance en investigación pero no voy a entrar en el juego de dar publicidad a una nueva pastilla que permite digerir y tolerar el gluten. Por una sencilla razón: No es una pastilla para los pacientes celiacos (y no creo que lo sea recomendable para los sensibles no celiacos).

Esa pastilla que todos los celiacos quisiéramos, para comer sin pensar en el gluten no existe (ni va a existir como tal). ¡Amargado, cenizo, alarmista…! De todo esto me llaman cada vez que digo esto. Puede ser, pero lo que soy es realista y responsable con mi enfermedad. 

Como se lleva poco eso de leer, voy a empezar por la conclusión
El único tratamiento eficaz para los enfermos celiacos es seguir una estricta dieta sin gluten de por vida. 

Las pastillas enzimáticas que se comercializan para facilitar la digestión del gluten NO sustituyen a la dieta sin gluten ni permiten que un celiaco pueda ingerir gluten. Por lo tanto, dichas pastillas NO son un tratamiento para los celiacos, que deben seguir una estricta dieta sin gluten.
En el caso de los diagnosticados de Sensibilidad al Gluten No Celiaca el único tratamiento actual es seguir una estricta dieta sin gluten de por vida. Si bien, esta patología es aún muy desconocida, de hecho no se sabe ciertamente si el culpable de los síntomas es el gluten o son los inhibidores de la amilasa y la tripsina (ATI) del trigo. Por lo tanto, por mucho que se diga dichas pastillas tampoco se sabe si son adecuadas para los sensibles “al gluten” no celiacos.  
En el caso de los alérgicos al gluten, obviamente dichas pastillas NO son un tratamiento válido
En el caso de los intolerantes al gluten, primero habría que saber qué es un intolerante al gluten. Si se usa erróneamente intolerante como celiaco me remito a lo anterior, si se entiende intolerancia como el conjunto de patologías asociadas al gluten me remito a lo anterior, si intolerante es aquel que le ha salido positivo un test de alimentos lo que necesita saber que eso es una estafa, si intolerante es el que le sienta mal el gluten pero no es celiaco o es medio o poco celiaco no tengo ni idea de qué es eso. 


Y a continuación, para los que les interese saber un poco sobre la enfermedad celiaca y los motivos… que siga leyendo. 


¿Por qué estas pastillas enzimáticas no sirven para que un celiaco pueda comer gluten? ¿Por qué los intolerantes a la lactosa sí pueden tomar una pastilla que les ayuda a digerir la lactosa y los celiacos no?

Muy sencillo. Porque la Enfermedad Celiaca es una enfermedad Autoinmune (igual que lo son las alergias) NO es una Intolerancia alimentaria. Con una pequeña cantidad de gluten ya puede generarse todo el proceso inmunológico (“invisible”, lo de las diarreas es lo menos importante y muchas veces ni se produce).

En la Intolerancia a la Lactosa no interviene el sistema inmune, es un problema de acumulación de azúcar de la leche (lactosa) en el intestino porque no se tiene la suficiente cantidad de una enzima (lactasa) para digerirlo y al acumularse fermenta provocando gases, diarrea, dolor, inflamación y en casos graves daños al intestino. De hecho, todos somos más intolerantes a la lactosa a medida que envejecemos. 

Pero la intolerancia (a la lactosa) sí tiene grados, dependiendo de la cantidad de lactasa en nuestro intestino podremos digerir más o menos lactosa y aunque quede parte sin digerir no se desencadena un proceso autoinmune. 

Sin embargo, en el caso de la celiaquía, el gluten no es que no se digiera es que activa nuestro sistema de defensas provocando una reacción inflamatoria, anticuerpos y serie de alteraciones que pueden afectar a varios sistemas y órganos tanto digestivos como neuronales, dérmicos… 

Estas pastillas “anti-gluten” contienen enzimas que ayudan a digerir o romper el gluten. Pero es muy difícil asegurar que la cantidad de enzimas ingerida va a ser efectiva para degradar todo el gluten consumido y por lo tanto garantizar que no se va a producir la respuesta autoinmune. 

La última marca en salir en los medios ha sido GluteGuard que contiene enzimas de papaya. Pero ya hay otras pastillas similares en el mercado y en los laboratorios con enzimas de huevo, de bacterias de la boca, de gusanos, de hongos… todas tienen el mismo objetivo y similares limitaciones. Obviamente la investigación avanza y cada vez serán más efectivas pero NO son lo suficiente como para permitir que un celiaco pueda transgredir la dieta sin gluten. Y ojo, porque usar la pastilla para poder comer en buffet o un restaurante cualquiera sin preocuparse de la contaminación cruzada también es transgredir la dieta. 


En el futuro, ¿para qué podrían servir esas pastillas?

Lo tendrán que decir los especialistas sanitarios en celiaquía y las autoridades sanitarias. A mí no me vale lo que pone en una nota de prensa enviada por el laboratorio que comercializa las pastillas, por mucho que la nota de prensa se publique en los medios o la trascriba casi al pie de la letra la Federación de Asociaciones de Celiacos de España (menos mal que corrigieron porque incluía hasta el precio y el coste de los gastos de envío). 

En el caso de que dichas pastillas fueran suficientemente eficaces (en un futuro), nos servirían como un extra de protección cuando comemos fuera, en un lugar no totalmente controlado como nuestra casa. Pero no significará me tomo la pastilla y me olvido. Significará que voy a un restaurante y pido mi comida sin gluten, preguntando al camarero como siempre y tomando las mismas precauciones de siempre pero me tomaré la pastilla por si se da la circunstancia de que en cocina cometieran un error. Para eso serviría, es decir una protección extra sobre la dieta sin gluten en espacios en los que no controlamos directamente la ausencia de gluten. Todo ello, en el caso de que finalmente se demuestre la suficiente eficacia de dichas pastillas. Que no dudéis que llegarán.


¿Qué tratamiento habrá en el futuro? ¿Ninguno?

Los habrá, aunque lejos queda que podamos olvidarnos de la dieta sin gluten. 
Hay investigaciones en marcha encaminadas a una posible “vacuna”, es decir, re-educar a nuestro sistema inmune para que deje de reconocer el gluten como un enemigo. Otras investigaciones se centran en la predisposición genética, persiguiendo inhabilitar los genes que permiten que la celiaquía se manifieste. 
Otras muchas investigaciones se centran eliminar o capturar el gluten ingerido de manera que no llegue al intestino. Aquí estarían las pastillas de las que hablábamos antes, con las limitaciones ya comentadas.
Hasta que ese momento llegue (si es que llega), tengamos en cuenta que el único tratamiento eficaz es la Dieta Sin Gluten. Sin medias tintas. 

Más información:


Web de GluteGuard: "apoyar un estilo de vida libre de gluten". ¿Veis la palabra celiaco? No. Pues eso

Traducción automática de la nota de prensa de la Asoc. Celiacos de Australia.
Más claro no lo pueden decir: "no sirve para celiacos"

Nota: Gracias @TodoSinGluten por publicar los enlaces a la web australiana y la web oficial de GluteGuard.

Ricardo. Celiacoalos30 - Octubre 2016

5 comentarios:

  1. Como siempre muy claro e instructivo

    ResponderEliminar
  2. Esto me recuerda a un anuncio de crecepelo que cualquiera sabe que no sirve para nada. Eso espero, que nadie se confunda.

    ResponderEliminar
  3. Muy interesante, siempre había sido de las escépticas respecto a lo de las pastillas sin gluten, pero después de este artículo, me queda muuuucho más claro. Gracias por tu tiempo en informarnos, se nota el trabajazo que hay detrás. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  4. Hola. El artículo es muy interesante. La verdad es que yo prefiero la normalización de la dsg y la formación en el resto de personas y educación sobre la EC porque creo que en 20 años habremos acabado con el infradiagnostico. La pastilla y la vacuna no me convencen por varias razones. Hay personas como yo, diagnosticada de adulta por cierto, que no admitimos otros elementos contenidos en el trigo, lo descubrí comiendo bases de pizza del Mercadona con almidón de trigo modificado sin gluten y certificadas (soy muy fan de la mayoría de productos del Mercadona) me di cuenta de ese detalle la segunda vez que me puse malísima, la primera vez pensé que Bueno, una comida le puede sentar mal a cualquiera celiaco o no. Luego me lo confirmó el médico. Por otro lado las vacunas "educan" al sistema inmunológico, pero se puede revelar. Estuve desde los 9 a los 18 vacunándome por alergia al polen bastante seria, después estuve 4 años bastante bien, pero mi sistema inmunológico "se aburría" y le dio por reaccionar contra la fruta (eso me dijo el medico), 4 años sin comer fruta hasta que se negativizo y me autorizaron a comer algunas frutas y luego se me quitó pero volví a la alergia al polen. Por ese entonces no tenía diagnosticada la celiaquia, aunque llevaba un largo historial de digestivos y no sé si eso incluía o no. En cualquier caso tanto el artículo como tu labor es de agradecer. Saludos, CeliSusan :D

    ResponderEliminar

No te vayas sin decir algo... ¡Muchas gracias por tu comentario!

Publicidad