Mi experiencia en "Hoy Cocinas Tú" con Eva Arguiñano

Hace diez años veía en pijama, los sábados por la mañana, el programa "Hoy Cocinas Tú" en el que un invitado acudía al plató para que Eva Arguiñano le enseñara un par de recetas que luego tenía que cocinar en su casa. Siempre me ha gustado el programa, así que cuando leí en un tweet "si quieres participar en la nueva temporada de Hoy Cocinas Tú..." me lo pensé más bien poco y escribí.

El resultado es el programa que se emitió hace unos días en Nova y que puede verse en atresplayer: Programa 31 - Hoy Cocinas Tú

Ver el programa completo
Para no hacer spoiler, os recomiendo ver el programa antes de seguir leyendo porque os voy a contar cositas que no se ven en el programa. ¿Cómo se graba el programa? ¿Se cocina realmente o está preparado? ¿De quién es la camisa azul que llevo en la tv? ¿Por qué tengo esas ojeras? ¡Y las recetas, claro!


Grabando, grabando…


El programa se graba en dos días. El primero viajas hasta Aia en Gipuzkoa, al plató donde se graban los programas de Eva y de Karlos Arguiñano. Es genial porque es el tal cual el caserío que sale en la tv, con su huerto, sus gallinas y los gatos.

Antes de grabar me enseñaron el plató de Karlos Arguiñano, con sus gafas y títeres incluidos y después a maquillaje para salir guapísimo.

Al volver al plató ya estaba Eva Arguiñano preparada. Me hizo muchísima ilusión conocerla porque desde que era un enano ya la veía en casa haciendo postres. De hecho una de mis tartas preferidas es la tarta de crema con ciruelas pasas, que vi hace muchos años en su programa y que después he tenido que adaptar sin gluten ni lactosa, como os contaba el blog hace más de dos años.

Os puedo asegurar que Eva es muy simpática y entrañable. Más que nervioso estaba ansioso por empezar a grabar y poder cocinar a su lado. Peeeero, a parte de esconderme detrás de la puerta resulta que la camisa que llevaba era bien bonita pero hacía efecto a moiré en cámara (vamos que hace aguas), así que me tuve que cambiar. Como no llevé ninguna camisa más, me llevaron a vestuario a buscar algo que me sirviera.


Es muy curioso porque hay armarios con la ropa de los presentadores de bricomanía, decogarden… pero claro, todas eran XL y la única M que había, que es con la que salgo, me quedaba enorme. Pero oye, no todo el mundo se ha puesto la única camisa sin cuadros del Kristian de bricomanía. :)

Solucionado el tema de la camisa, comenzamos a grabar. Fue prácticamente todo del tirón y por si os lo preguntáis sí, Eva cocina los platos y hasta limpió y cortó los filetes del lenguado. Dichoso lenguado, que careto puse cuando me dijeron el plato.

Obviamente tienen preparado otro bizcocho por si acaso, ya que mientras está en el horno se sigue grabando y solo se corta para limpiar la encimera, retirar trastos o porque es necesario repetir algo para explicar mejor la receta. La verdad es que yo estaba tan a gusto charlando con Eva que se me olvidé del resto de gente que nos miraba.

Tan a gusto que al final ya no sabía ni lo que habíamos cocinado. Las tarjetas que te enseña Eva en el plató están en blanco, así que en el avión de regreso a Madrid fui haciendo memoria de lo cocinado.


A la semana siguiente se grabó la segunda parte, ya en Madrid. Y diréis, entonces tuviste tiempo para practicar. Sí, hubiera tenido tiempo si ese fin de semana no me hubiera ido a Zaragoza a dirigir dos catas de cervezas sin gluten. A lo que sí me dio tiempo es a preparar el sorbete de mandarina, que me dejó las uñas naranjas durante días.



¿Y qué se puede hacer el día que vas a grabar? Ponerse enfermo. Tal cual, con fiebre y sin haber dormido me tomé un paracetamol y a pasar frío. Un sin parar, que si por aquí que si por allá, que si me pongo el casco, a mi escuela de teatro Expresando y después de compras al Mercado de la Cebada.

Parte de la compra la hice yo y el resto el equipo de producción, por supuesto ese día hicieron un máster sobre etiquetado sin gluten y contaminación cruzada, alucinaron con todos los productos que pueden tener gluten. Las obleas de arroz las compré en Foody, porque aunque las venden en muchos sitios no es tan fácil tener la certeza de que sean sin gluten. Mucho cuidado con estos productos de arroz, porque aunque sean de arroz siempre tienen que garantizar la ausencia de gluten.

A todo esto seguía con fiebre, que al final de la mañana subió y mientras compraba el lenguao me castañeaban los dientes. Menos mal que el equipo me mimaba mucho.

Después de una hora (¡solo una hora!) de descanso para comer, vuelta a grabar. En este caso en Cocinante que es un espacio con cocina y comedor que se puede alquilar para reuniones de amigos y cocinillas, en el que organizo las jornadas de Cocina Participativa.

Este es el momento de cocinar y al mismo tiempo contar lo que haces a la cámara, que está pegada a ti, junto con el realizador, el de sonido y la redactora detrás apuntando todo. Sobre todo apuntando lo que se te olvida, como pelar los garbanzos. ¡No se les escapa una!
La verdad es que me sentí muy cómodo, me lo tomé como si cocinara con amigos y más o menos cumplí el tiempo de una hora. Es verdad que este segundo día te entregan las tarjetas con el listado de ingredientes, aunque solo especifican las cantidades del bizcocho.


Con el momento bizcocho morenito se me fue de repente la fiebre: "Cinco minutitos más... ¡Quemado!". Me preguntaron qué crees que pensará Eva cuando lo vea y me salió del alma “digo yo que a Eva también se le habrá quemado algún bizcocho”. El equipo se meaba de risa con mi bizcocho moreno. Pero oye, como en casa, se corta la capita quemada y listo.

Cuando fueron llegando los invitados ya tenía las frutas maceradas, el bizcocho bronceado, el lenguado cortado, el puré y la tempura con cerveza preparados. Así que solo quedaba freír los churritos de pescado y preparar la lechuga en momia. ¡Todo listo!

En resumen, aunque el día fue agotador y me encontraba fatal con la fiebre y las tiritonas, repetiría una y mil veces más. Yo que vosotros me animaba a participar.


Tengo que agradecer a mis invitados Cris, Paloma, Joao y Javi que se dejaran meter en este lío (aunque fuera un jurado muy exigente, todo hay que decirlo), a Cocinante por cederme el espacio y a expresando.es Y por supuesto a todo el equipo de Bainet, que me trataron fenomenal y me daban penilla porque los pobres no cenaron en condiciones, eso sí, se comieron todo lo que preparó Eva y lo que sobró de mi cena.

¿Os habéis acordado del gluten? Yo no, y mis invitados tampoco. Eso es porque se puede comer “rico, rico sin gluten y sin lactosa”. Eso sí, sabiendo lo que se hace y controlando todos los ingredientes y manteniendo la contaminación cruzada a raya.



Las recetas de los churritos de lenguado, lechuga en momia y bizcocho de arroz moreno con frutas en vinagre


La mejor manera de aprender a hacer las recetas es ver el programa, pero aquí tenéis los ingredientes y algunos consejos.

Las cantidades indicadas son para 2 personas. Los ingredientes con * tienen que ser específicamente sin gluten.

Lenguado en tempura con puré de garbanzos



Puré de garbanzos
 - 150 gr de garbanzos cocidos
 - Zumo de una lima
 - 1 aguacate
 - 5 tomates cherry
 - 1 cta de cúrcuma *
 - Cilantro
 - Aceite de oliva
Yo le añadí:
 - ½ cta de comino molido *
 - ½ cucharada de tahin *

Lenguado y tempura
 - Filetes de lenguado limpio
 - 3 cucharadas de harina de garbanzo *
 - 1 cucharada de almidón de maíz *
 - 1 vasito (50 ml) de txacoli o de cerveza sin gluten
 - 1 huevo grande
 - Aceite de oliva para freír.

Lechuga en momia
 - Lechuga o brotes de canónigos
 - Obleas de arroz *
 - Vinagre de módena
 - Aceite de oliva
 - Sal

Hacer el puré es tan secillo como triturar todo y dejarlo a nuestro gusto. La tempura es muy fácil de preparar, se pasa el lenguado cortado en tiras y se fríen en aceite.
Las obleas de arroz se tienen unos minutos en remojo para que se ablanden, se aliña la lechuga y se envuelve.


Bizcocho de arroz y frutas maceradas en vinagre



Bizcocho
 - 63 gr de harina de arroz *
 - 55 gr de azúcar
 - 55 gr de aceite de oliva
 - 1 huevo
 - 7 gr de levadura química *
 - 1 cta de esencia de vainilla *

Batimos los huevos, el azúcar, el aceite y esencia de vainilla. Añadimos la harina de arroz con la levadura y mezclamos bien. Untamos el molde con aceite y espolvoreamos un poco de harina de arroz. Hornear a 170ºC durante 15-20 minutos.

Frutas maceradas
 - 4 fresas
 - 1 pera
 - 6 frambuesas
 - 6 moras
 - 50 gr de vinagre de Módena *
 - 50 gr de agua
 - 50 gr de azúcar

En una sartén calentamos el vinagre, agua y azúcar hasta que caramelice. Vertemos sobre las frutas preparas y las dejamos macerar.

Sorbete-helado de mandarina
 - 200 gr de mandarinas peladas
 - 50 gr de azúcar en polvo *
Pelamos cada uno de los gajos de mandarina quitándoles las pieles y los congelamos. Posteriormente, añadimos el azúcar en polvo, trituramos y volvemos a congelar.


Algunos consejos:
- Si queréis pelar los garbanzos, mejor ponerlos en remojo la noche anterior con bicarbonato y al día siguiente remover en un colador y sale la piel. Si usáis garbanzos de bote como hice yo pelarlos es muy complicado.
- No os paséis con el aguacate, que luego los invitados se quejan de que parece guacamole en vez de puré de garbanzos. Para gustos los colores.
- El bizcocho a 170ºC durante 15 minutos, cuidado que no se os queme.
- No dejéis ninguna espina en el lenguado, salvo que invitéis a mi amiga Cris.
- La pera mejor pelada, que yo no lo hice y queda más fino.
- El caramelo de vinagre si os queda muy espeso no preocuparse, que luego las frutas sueltan agua.


Y hasta aquí mi experiencia en la tele. Estoy muy contento de haber podido participar y de que un programa tan chulo haya estado dedicado a los "sin gluten". Espero que os haya gustado y os hayáis reído un rato.

Ricardo. Celiacoalos30

Comentarios

  1. Hola Ricardo. Enhorabuena por tu participación. Saliste del programa demostrando tus buenas dotes de cocinero y, como siempre, divulgando.
    Una duda. ¿El vinagre de módena no es un genérico?
    Según FACE lo es: https://www.celiacos.org/la-dieta-sin-gluten/clasificacion-de-los-alimentos.html
    Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Javier. Hace unos años el vinagre de módena no era genérico pero actualmente sí, ya lo he corregido.
      Yo por defecto sigo comprando determinadas marcas porque también hay "cremas de vinagre de módena" que tienen colorantes, caramelos y espesantes y por lo tanto pueden tener gluten.

      Eliminar
    2. Ricardo súper animada ha sido leer tu entrada de hoy :-))))
      Claro que se come rico sin gluten y sano. Pues añade sin animales y ecológico y veras como la cosa se agrava en serio jjjjjjjj
      Un saludito

      Eliminar
  2. Ricardo, una vez más me declaro fan total tuya!!! Tienes un valor que me alucina (yo en la vida me atrevería a salir en la tele). Sigue así, demostrándole al mundo que cocinar sin gluten es factible, saludable, necesario, y que los celíacos estamos dispuestos a superar cualquier reto que se nos ponga por delante, con agallas y mucho humor.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

No te vayas sin decir algo... ¡Muchas gracias por tu comentario!

Publicidad