Festival del Celiaco de Madrid. Reflexiones e Ideas

A finales de diciembre se celebró por trigésimo tercera vez el Festival Celiaco organizado por la Asociación de Celiacos y Sensibles al Gluten de la Comunidad de Madrid. Un evento que reúne cada año a miles de personas vinculadas con la celiaquía y la sensibilidad al gluten, especialmente niños.

Este artículo comencé a escribirlo después del festival del 2015... A veces, el tiempo pasa tan rápido que no nos detenemos a reflexionar y tal vez eso es lo que necesita el festival, una reflexión.

Desde mi primer Festival del Celiaco en 2011

Me diagnosticaron celiaquía a finales del verano de 2010, me asocié en octubre y después de esos meses iniciales de "¿Qué es el gluten?" me apunté a todas las charlas y talleres de cocina de la asociación. Así, mi primer festival fue en el año 2011, ya como voluntario haciendo bolsitas de merienda, colocando mesas y vendiendo entradas soportando un frío impresionante.

Recuerdo perfectamente aquel Festival del 2011 donde conocí a mucha gente, en especial una chica de Barcelona con la pasé todo el día y a la que no he vuelto a ver. El Festival del Celiaco era el acontecimiento anual en el que cientos de niños celiacos se divertían en los hinchables, con los payasos, los pintacaras y comían sin gluten junto a otros niños mientras sus padres recorrían los puestos para comprar harinas y productos elaborados sin gluten que por entonces no era nada fácil de encontrar.

En aquel festival compré un paquete de pasta "diferente" (hoy diría que mala de narices), bizcochos de soletilla, magdalenas, galletas industriales y mi primer pan rallado sin gluten. Aquel año presentaron en primicia en el festival, las pizzas sin gluten de barbacoa y carbonara de Telepizza... ¡menuda expectación!



En estos años, todo ha cambiado mucho. Actualmente en prácticamente en cualquier supermercado tienen productos específicos sin gluten de muchas marcas diferentes de modo que no necesitamos acudir al festival para comprar productos nuevos o especiales ni las grandes empresas se molestan en acudir a un evento organizado por una asociación cuando tienen sus propios espacios publicitarios en televisión o pueden participar en ferias profesionales como Madrid-Barcelona Gluten Free o Free From Food Expo

Por eso el festival debe adaptarse, cambiar, reinventarse... pero lo que no debe perder aquello que ninguna feria profesional tendrá: alma. La esencia que solo puede aportar que el festival sea un evento festivo, de reunión y diversión realizado por celiacos para celiacos.

La asociación se merece un festival renovado. Se lo merecen sus socios y se lo merecen todos los celiacos recién diagnosticados para los que ese festival será su primer festival y debe aportarles algo.


Algunas ideas para renovar el Festival del Celiaco

Como no hay cosa que más me moleste que la crítica por la crítica, aquí van mis ideas y aportaciones.

Entradas:
- Enviar las entradas a los socios con al menos un mes o dos de antelación, aunque todavía no se conozcan las empresas o las actividades. ¿Para qué sirven las redes sociales, los emails, la app?
- Permitir la compra de entradas adicionales o para no socios a través de la web de la asociación o ticketea.
- Reducir el precio de la entrada para no socios, de manera que más personas se animen a asistir y tal vez a asociarse.
...

Actividades:
- Anunciar las actividades con antelación a través de la web de la asociación y mediante carteles visibles en el propio festival que indiquen todas las actividades, dónde se realizan, horarios, etc. No hace falta invertir mucho ya que con cartulinas, una impresora y un poco de imaginación se pueden hacer señales y rótulos divertidos.
- Mantener los hinchables y zonas de recreo infantil, con pintacaras, cuentacuentos... y un espectáculo final como el que ya existe.
- Ofrecer actividades y talleres para todos: adultos, chavales a los que los hinchables les parecen cosas de niños pequeños, adolescentes... Hay mil cosas que se pueden organizar, desde talleres de cocina, talleres de manualidades, pintamuros, actividades de ciencia divertida, deportes, concursos, charlas... ¿y si los chavales hacen de reporteros durante el festival?
- Organizar las actividades de manera que todas puedan realizarse. Seré sincero, si por la megafonía se escucha continuamente la banda sonora de una tómbola es imposible desarrollar otro tipo de cosas como un taller de pan, un taller de adn o una cata de cerveza.
- Si tenemos regalos y a la gente le gustan los sorteos... nos merecemos una tómbola. Pero una tómbola en un stand, con su megafonía en ese espacio, con cientos de regalos donados por diferentes entidades y a los que se pueda optar comprando boletos a un precio simbólico para recaudar dinero para los proyectos de investigación y formación.
...

Expositores:
- Facilitar que todos los obradores y restaurantes que son socios de la asociación puedan estar presentes en el festival. Y hay muchas formas de estar presentes.
- Invitar a todo tipo de empresas de productos y servicios para celiacos, facilitando que puedan darse a conocer. En mi opinión, esto requiere empezar en enero a organizar el festival de diciembre.
- Este año había mucho más espacio para comer y estaba lleno. Lo que se necesita son más puestos de comida. Con lo fácil que es preparar hamburguesas, ensaladas, perritos calientes, bocatas de calamares, arepas... y si no hay empresas seguro que muchos chavales de las escuelas de hostelería estarían deseando ponerse el delantal si la asociación les ayuda.
...

Voluntariado y Asociación:
- Entre los miles de socios hay periodistas, albañiles, artistas, cocineros o cocinillas, teatreros,  manitas, comunicadores... cada socio es un tesoro, si se invita a más socios a aportar ideas, trabajo o recursos el festival sería aun más interesante y los socios estarían más comprometidos con su asociación. Porque muchos socios querrían aportar algo más que su cuota anual, ¿a que sí?
- Estoy seguro que la mayoría de los socios no conoce ni la mitad de cosas que su asociación realiza a lo largo del año: charlas, talleres, congresos, formación al personal sanitario, formación a la hostelería, asesoramiento, investigación... Me encantaría poder ver toooodo eso en unos grandes paneles, recorrer una exposición para ver todo lo que se hace con mi cuota, para ver todo lo que yo también hago por los celiacos y sensibles al gluten.
- Invitar a todos los socios de otras asociaciones afines a asistir al festival. El Festival del Celiaco no debe ser el festival de una asociación, debe ser el festival de todos los celiacos organizado por una asociación abierta y diferente.
...

Otros:
- Enviar notas de prensa a todos los medios de comunicación, convocarles al festival. Que se hable correctamente de celiaquía en los medios es fundamental.
- Documentar perfectamente el festival con fotografías y vídeos profesionales para difundirlos a los medios de comunicación y elaborar presentaciones para invitar a empresas y organismos a futuras ediciones.
- Invitar a los blogueros y comunicadores.

¿Tienes alguna idea? ¡Envíasela a la asociación!

Nunca debería olvidarse que las asociaciones son un conjunto de personas que se juntan por un motivo común con ganas de hacer cosas y ayudarse mutuamente. Y las asociaciones son las primeras que no deberían olvidar lo que realmente son y deben ser.

Ojala hubiera una mayor unión y apoyo entre las asociaciones, que estoy seguro se logrará. Por mi parte, no pienso limitarme y seguiré apoyando a todas aquellas asociaciones que trabajan día a día para asesorar a establecimientos en los que comer con seguridad, por la investigación, la formación de profesionales sanitarios, la difusión y sensibilización con nuestra enfermedad, la rigurosidad en el etiquetado y el control analítico de los alimentos, en motivar para viajar sin miedos, en informar sobre una correcta dieta sin gluten variada y equilibrada... 

Tengo muy claro que el festival, con sus errores, aciertos y desaciertos, es un gran evento y no pienso perdérmelo porque...
Pocas cosas hay en el mundo que puedan llenarme tanto como la sonrisa de los peques celiacos cuando les ofrezco un caramelo "sin gluten", vestido con la mejor de mis sonrisas y una nariz roja de payaso.
Ricardo. Celiacoalos30
Enero de 2016

3 comentarios:

  1. Pues si, yo solo llevo dos años visitando la feria con mi hijo, en 2015 no tanto pero la última no pudimos ir temprano por un partido de baloncesto y al llegar solo vi, como explicarlo, ansia viva, a la gente corriendo de un lado a otro con bolsas, pocos puestos de comida con mucha gente esperando y de mal humor.... Tengo que decir que salí muy decepcionada, asumo que los productos sin gluten son más caros pero hubo algún puesto donde pensé que me estaban estafando.. En fin somos afortunados de poder pagarlo. La dueña de un obrador sin gluten cerca de Madrid me dijo que no se podía permitir ir porque les pedían 900 euros y eso para un negocio pequeño es mucho.. Una pena!!! en la última Feria Gluten Free de Madrid había Food Trucks con bocatas de calamares, hamburguesas.... No entiendo como una asociación tan grande no pueda organizarlo un poquito mejor, sin menospreciar el trabajo que hacen en absoluto...Un saludo Ricardo

    ResponderEliminar
  2. No te puedes ni imaginar cuanto comparto tus reflexiones. Recuerdo perectamente el primer festival al que acudí con mi celíaca y ella también. Merendo churros con chocolate, lo sigue contando emocionada. Y efectivamente esto tiene que cambiar. En aquel primer festival descubrias nuevos productos, ahora ya no. Ahora incluso puedes comerte unos churros en muchos sitios de Madrid. De hecho este año ya no fuimos. Ya no neceistas ir para comprar productos, ni para descubrir cosas nuevas. Creo que unos talleres de pan o bollería serian una idea excelente.

    ResponderEliminar
  3. Festival es como su propio nombre indica FIESTA. Una fiesta se concibe como punto de encuentro, charlas, exposiciones, sorteos y, por qué no, baile!
    Yo no percibo eso. Mi sensación, y la culpa es sobre todo de los asistentes, es que lo hemos convertido en el RASTRILLO de los productos sin gluten. Veo ansia, como ya he leído por aquí en un comentario, y el objetivo es arramplar con lo regalado, lo sorteado y lo abaratado.
    Sé que la economía está muy mal pero... la Asociación está regalando productos durante todo el año que, de hecho, anuncian muchas veces por mail a los socios para que pasen a por ellos.
    A mí me gustaría que se trabajara por el concepto FESTIVAL y estoy de acuerdo en todos los puntos que expones. Invitar a otras asociaciones y realizar encuentros es un puntazo.
    Añadiría, fíjate... yo llevo varios años diciendo que el lugar no me gusta. El Pabellón de Cristal de la Casa de Campo es frío. la sonorización terrible y no hay areas diferenciadas para talleres y charlas. Yo empezaría por trabajar eso.

    ResponderEliminar

No te vayas sin decir algo... ¡Muchas gracias por tu comentario!

Publicidad