"El Gallito de Corral", un asador de pollos sin gluten

¿Os gusta el pollo asado? A mi me encanta pero me da muuucha pereza hacerlo en casa. Antes de que me diagnosticaran la celiaquía abrieron cerca de casa un asador de pollos, el típico sitio donde están los pollos girando, llegas y te lo preparan en un plis-plas con unas tijeras gigantes, sí ese que solo tienes que llegar a casa, abrir una cocacola y disfrutar del pollo asado.

Pues resulta, que estos sitios no suelen ser aptos (reconozco un error de principiante novato justo cuando me diagnosticaron) porque pueden utilizar pastillas de caldo, especias molidas... es decir, alimentos que pueden tener gluten.


Por eso, hacía años que no comía un pollo asado de este tipo de locales, hasta que el otro día nos acercamos a El Gallito de Corral, en el barrio de Santa Eugenia (Vallecas) en Madrid.


Además de pollos asados, tienen un montón de platos preparados, la inmensa mayoría sin gluten y a unos precios tan buenos como bueno estaba el pollo y las patatas fritas que nos llevamos.

Es verdad que hacía años que no comía pollo asado y que tenía mucha hambre, pero lo cierto es que estaba muy bueno y sobre todo el sabor era muy natural. Se nota que está hecho con su limoncito, sus hierbas... de manera tradicional. 


Por cierto, la atención al cliente fantástica, el propietario es muy cercano, dicharachero y conoce a todos los clientes como si fueran de su familia. Vamos que me encantó el sitio y tengo envidia sana de CeliacaLoca que vive por allí cerquita.

El establecimiento es socio colaborador de la Asociación de Celiacos y Sensibles al Gluten de Madrid y ha recibido la formación correspondiente. Simplemente hablando con el dueño (y viendo el pedazo logo de la fachada) uno sabe que el celiaco allí está seguro.

Ojala hubiera muchos más sitios así, con lo que bien que viene para un domingo, una reunión de amigos, un día perezoso... o simplemente para día que dices "ummm tengo ganas de pollo asado".

Ricardo. Celiacoalos30

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

No te vayas sin decir algo... ¡Muchas gracias por tu comentario!

Publicidad