Microteatro celiaco: "Hasta que el gluten nos separe"

Hace dos años os contaba que, junto a mi amiga y compañera teatrera Cris Alonso, queríamos crear un pieza de microteatro sobre el mundo sin gluten para dar visibilidad a nuestra realidad y al mismo tiempo reírnos de nosotros mismos. 

Para ello os pedía que me contarais vuestras anécdotas. La respuesta fue magnífica y recogimos un montón de situaciones e ideas. Con ellas, elaboré varios borradores y di forma a uno de ellos titulado "Hasta que el gluten nos separe"

Durante los últimos meses ensayamos la obra con la idea de representarla en mayo. Ya teníamos hasta dos espacios reservados pero llegó el coronavirus y hubo que que confinarse en casa. Por ello, decidimos adaptar la obra a un formato virtual para aportar algo de humor a esta situación tan complicada.

.: :: :.

.: Hasta que el gluten nos separe

Virginia y Enrique era una pareja normal, con sus cosillas. Hasta que el gluten llegó a sus vidas y todo se torció. Ahora, en pleno confinamiento intentan recuperar su relación a través de una terapia de pareja online. ¿Lo conseguirán? ¿Qué es lo que ha roto la relación?



.: :: :.

.: La importancia de reírse de uno mismo

Seguramente te has sentido identificado con algunas de las situaciones vividas por Virginia y Enrique, ya que la mayoría están basadas en vuestras anécdotas y en mi propia experiencia.

El texto está lleno de mensajes para nuestros celiacos consortes, para nuestras familias y todos aquellos personajes que no entienden (ni quieren entender) lo que significa ser celiaco y seguir una correcta dieta sin gluten. El objetivo es utilizar el humor como herramienta de concienciación y también autocrítica. Algunos mensajes están escritos directamente para mí porque reírse de uno mismo es sanísimo.


.: :: :.

.: Gracias

Quiero dar las gracias mi compi Cris. Por muchas cosas, pero sobre todo por prestarse a cualquier idea loca, mejorarla y hacer que todo sea tan fácil. Os diré que Cris ha aprendido muchísimo sobre celiaquía y dieta sin gluten gracias a esta experiencia. Está deseando venir conmigo a un taller de cocina sin gluten para unirse a la "secta".

Por cierto, Cris nunca había probado las panteras rosas hasta el momento de la grabación en la que se zampa un bollo entero. Cuando acabamos de grabar me dijo que no le gusta nada mientras al otro lado de la pantalla yo estaba babeando de envidia. 

Y por supuesto, muchas gracias a todos vosotros por enviar las anécdotas, por los mensajes recibidos diciendo que os ha gustado y os hemos hecho reir.


Pero esto no acaba aquí. Quedan muchas anécdotas con las que construir historias y escenas celiacas. Cuando todo esto pase, nos volveremos a encontrar y juntos daremos vida a esas historias en directo, con vosotros, compartiendo la vida con humor.


Ricardo. Celiacoalos30

Comentarios

  1. Pilar1/7/20

    Buenísimo!!! La vida celiaca tal cual

    ResponderEliminar
  2. Buen vehículo el humor para llegar a muchas personas.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario



Seguro que tienes algo que decir... ¡Muchas gracias por tu comentario!

Mientras, en Instagram