Pan Chapata Sin gluten

Una de las cosas que más añoramos los celiacos, es un buen bocadillo con su pan jugoso, esponjoso y lleno de sabor.

La receta que os comparto es un pan tipo chapata que me encanta. Hice varias pruebas y cambios hasta que al final conseguí el pan que veis en la foto. Os diré, que al celiaco consorte le encantó y tuve que compartirlo con él.


.: :: :.

.: Ingredientes

Los ingredientes para una chapata grandecita (2 bocadillos) son:
  • 125 gr de almidón de trigo o de maíz (maizena) *
  • 50 gr de harina de arroz integral *
  • 50 gr de almidón de yuca o tapioca *
  • 25 gr de harina de lenteja roja *
  • 10 gr de psylium
  • 2,5 gr de levadura fresca
  • 300 gr de agua
  • 8 gr (1/2 cda) de aceite de oliva
* Estos ingredientes tienen que ser específicamente sin gluten

En resumen, son 250 gr de harina y 300 gr de agua, es decir, una hidratación muy alta del 120%.
El porcentaje de levadura es bajo (3%) porque vamos a hacer una fermentación muy larga.

Podéis sustituir el harina de lenteja por otra proteica, como garbanzo, quinoa o trigo sarraceno. Si bien, con lenteja me encantó el resultado.


.: :: :.

.: Elaboración

El tiempo de elaboración es elevado, pero es muy fácil y prácticamente se hace solo. En primer lugar mezclamos todos los ingredientes para que queden bien integrados. Recomiendo pesar las harinas, mezclarlas junto con el psylium y la levadura fresca desmenuzada. Después añadimos el aceite y el agua en dos golpes. Puede mezclarse en una máquina o a mano con una espátula de silicona pues la masa no es nada consistente.

Dejamos la masa en tupper rectangular tapado para que no se seque y dejamos reposar 24 horas a temperatura ambiente. Si es verano y en nuestra cocina hace mucho calor tal vez necesitemos algo menos de tiempo.

Después de esa fermentación, veremos que ha crecido un montón y está muy esponjosa. Cogemos la masa por un lado y la plegamos al centro, repetimos con el otro extremo y damos la vuelta a la masa para dejar los pliegues abajo. Dejamos fermentar de nuevo a temperatura ambiente durante 2 horas, sobre una hoja de papel de hornear. Tapamos con un trapito para evitar que se seque.


No hay que tener prisa por hornear, si necesita más tiempo se deja más tiempo. Llegado el momento de hornear, precalentamos a 250 ºC con la bandeja de hornear dentro y un cacharrito metálico en la base del horno.

Alcanzada la temperatura, con mucho cuidado trasladamos el papel de hornear con el pan, a la bandeja caliente y lo metemos en el horno, echando un vasito de agua en el cacharrito de la base para que se genere vapor. Horneamos de este modo y con esa temperatura durante 10 minutos.

Después bajamos la temperatura a 220ºC y retiramos el cacharrito de agua. Dejamos hornear durante 30-40 minutos. Se puede tocar el culete del pan para ver si suena a hueco, lo que nos indica que el pan está hecho. 

Por último, apagamos el horno y dejamos reposar dentro unos 10 minutos con la puerta entreabierta.


.: :: :.

Con esta receta participo en el Día Mundial del Pan organizado por el blog kochtopf.me


Comentarios




.: :: :.