Helsinki Sin Gluten (Finlandia)

Ya que estábamos en Tallinn, decidimos pasar un día en Helsinki utilizando el ferry tallinksilja.com ya que sólo se tarda 2 horas y además te haces un "crucero". Aproveché estas dos horas para cotillear en las tiendas de perfumes y en el supermercado, en el que encontré regaliz negro y chocolates sin gluten. Pero no nos engañemos, allí la gente lo que compra es alcohol y mucho. Es sorprendente (y triste) que en un ferry a las 8 de la mañana haya tantos finlandeses por los pasillos bebiendo cerveza y destilados, comprando cajas y cajas de alcohol que ponen en unos carritos plegables y arrastran dando tumbos hasta desembarcar.

Qué ver en Helsinki

La capital de Finlandia es una ciudad moderna, muy tranquila y limpia. El tranvía que circula por las calles del centro aporta un contrapunto al conjunto de centros comerciales y tiendas interconectadas por túneles que ocupan el núcleo central de la ciudad.

Hay varios puntos importantes a visitar como la Plaza del Senado y la blanca Catedral Luterana, el Parlamento o el Museo Kiasma. Me gustó especialmente la Catedral ortodoxa Uspenski por su sobriedad y el efecto de los rayos de sol iluminando los detalles dorados del interior. 


En todas las guías de viaje señalan la fachada de la estación de ferrocarril por sus estatuas, que personalmente me recordaban al decorado de las películas de batman. Mucho más gracioso me pareció el niño meón que te recibe al bajar del ferry y que aparece a la izquierda en la foto. Se llama Bab Bad Boy y es una estatua que estuvo anteriormente situada en un río, en Suecia.

En el barrio de Kauppatori, que está junto al puerto bajando desde la Plaza del Senado, se encuentra el mercado del pescado que debe ser muy animado pero cuando fui estaba cerrado. Junto a él hay puestos en los que venden platos son salmón y como se ve en la foto, en uno de los puestos tenían sándwich de salmón sin gluten perfectamente envueltos en plástico y separados del resto. 


Me sorprendieron dos iglesias. La capilla ecuménica Kamppi, de diseño ovalado, está situada en mitad de una plaza rodeada de centros comerciales donde invita al silencio y a la calma independientemente de la creencia religiosa. Por otro lado, me gustó mucho la Iglesia luterana de Temppeliaukio escavada en la roca y por fuera parece un auténtico búnker, aunque interiormente es muy abierta y luminosa. 

En general, la ciudad me decepcionó bastante, creo que Finlandia tiene lugares preciosos que espero algún día visitar pero lo que es Helsinki no me emocionó. Cuestión de gustos, de expectativas o tal vez por compararla con Tallinn que tanto me gustó.


Dónde comer sin gluten en Helsinki

En general casi todos los restaurantes indican los alérgenos de sus platos, pero personalmente, no me fío de esa información porque al menos aquí no es seguridad de que realmente controlen la contaminación cruzada. Aunque es verdad que su conocimiento sobre celiaquía es bastante alto, yo os recomiendo optar por restaurantes recomendados por la Asociación de Celiacos Finlandesa o aquellos que destacan en su web que conocen la celiaquía y verdaderamente cuando se les pregunta por email contestan demostrando que saben lo que es un celiaco (completo, nada de medio celiaco o poco celiaco).

Eso sí, a la hora de elegir el restaurante no solo tengáis en cuenta el gluten, fijaros bien en el horario porque es muy diferente al nuestro y en el precio. Ojo, porque hay menús del día por 50€ y no sé vosotros, pero como que se sale de mi presupuesto.

La verdad es que con todas las opciones de había, acabé comiendo como si fuera un turista no celiaco, es decir en un pizzería y una hamburguesería. Pero bueno, también es verdad que fue un descontrol de horarios, que tampoco lo planifiqué mucho y que el tema precios me echaba para atrás.


Os recomiendo los siguientes establecimientos:

McDonald's, en su día fue pionero y me hacía ilusión comer allí. La hamburguesa estaba buena, pero vaya guarrería de restaurante...
Kotipizza es una cadena de pizzerías que ofrecen varias opciones sin gluten. Yo estuve pendiente del cocinero por el tema de contaminación cruzada pero sí, lo hizo bien.


Via twitter, @MichanFinlandia me recomendó las hamburgueserías autóctonas Hesburger que también tiene la opción sin gluten, lástima que ya había comido. Vosotros ya vais con ventaja y con la recomendación hecha. También tenéis opciones sin gluten en los restaurantes Rosso y las pizzerías Rolls.

Me quedé con las ganas de probar la cafetería-pastelería 100% sin gluten llamada Huvilan Kahvila. Pero justo cambiaron el horario con respecto al que unas semanas antes había apuntado, qué pena porque tiene muy buena pinta.

Un sitio interesante es Gluto Street Food, donde venden pasta fresca sin gluten, si estáis alojados en un apartamento os podéis cocinar un buen plato de pasta.

Por supuesto, no dejeís de cotillear los supermercados porque descubriréis muchos preparados para elaborar panes y bizcochos. La importancia que tienen es que estos preparados suelen ser bastante equilibrados nutricionalmente porque emplean harinas integrales de trigo sarraceno, amaranto y otros cereales sin gluten. Además es curioso porque la mayoría de sus preparados panificables llevan psyllium, algo que aquí solo se usan en blogs y muchos califican de locura y bichos raros. Mientras, en nuestros supermercados solo encontramos preparados panificables simples, que tenemos que enriquecer con otras harinas y allí nos lo venden ya preparado.


Otra cosa que encontraréis en los supermercados son muuuchas cervezas sin gluten. Os recomiendo sobre todo Kukko, en todas las variedades, porque son unas pilsen muy buenas. Y por supuesto os recomiendo visitar la Cervecería BrewDog donde podéis tomaros una cervecita sin gluten recién tirada del barril (a precio finlandés, eso sí).


Podéis consultar más lugares en el listado de Establecimientos Sin Gluten, en la web de la asociación www.keliakialiitto.fi y en la web www.glu.fi que es un tienda on line con varias referencias de restaurantes.


Ricardo. Celiacoalos30 - Julio 2016


Puedes leer la crónica completa del Viaje Sin Gluten por los países bálticos:

2 comentarios:

No te vayas sin decir algo... ¡Muchas gracias por tu comentario!

Publicidad