Milán sin gluten / Milano Senza Glutine

Llegamos a la última etapa de las vacaciones por Italia. A estas alturas, después de visitar Pisa, Florencia y Venecia estábamos cansados de caminar y con la tripa bien llena como podéis leer en las entradas anteriores. Pero Milán bien merece un esfuerzo.


Establecimientos sin gluten en Milán

Preparar el listado de sitios para comer en Milán fue muy fácil. Simplemente seguí todas las sugerencias de Andrea Colombo. Andrea es el administrador del grupo de facebook Celiaci di Milano y es un referente en viajes. Podéis seguir sus pistas sin gluten por todo el mundo, a través de sus redes sociales y en el blog de nutriblog.

Casi no coincidimos porque se iba de viaje a Cerdeña (otro paraíso celiaco), pero finalmente pudimos merendar juntos en GluFree, conocer la ciudad y sus secretos de la mano de un auténtico milanés y cenar "tigelle" que luego os contaré lo que es. Pero es que además Andrea me preparó un dossier con mapas con los restaurantes, las cartas, el horario... ¡y me recibió con una bolsa de pasta senza glutine!

Así que si estáis pensando en viajar a Milán, a parte de esta entrada, no dejéis de seguir a Andrea, consultar la web de la Asociación de Celiacos de Italia y consultar el listado de establecimientos de Italia de este blog.

Estos son los sitios en los que estuve en Milán, hay más pero es que no hay más tiempo ni espacio en la barriga:
  • GluFree Bakery (Via Curtatone, 6 / Viale Gian Galeazzo, 6) Son dos establecimientos con obrador y cafetería 100% sin gluten con diferentes panes, focaccias, arancinis y por supuesto tartas, brioches, muffins... Sí o sí hay que ir a desayunar, merendar o un tentempié. Lo tenía pendiente desde que lo vi en el blog de celiaquitos y me encantó.

  • Tigella's (Via Anfiteatro, 6) Me sorprendió este sitio al que nos llevó Andrea. Es un restaurante de cocina tradicional donde sirven tigelle e gnocco fritto. La tigella es un pan tradicional de la zona de los Apeninos con forma de disco de unos 6 cm y el gnocco fritto es una masa de patata frita. Te los sirven junto con una bandeja con jamón, embutidos, queso o verduras a la plancha, acompañado con varios recipientes con diferentes salsas: mayonesa, manteca, queso, picante o nutella (sí, crema de cacao y avellanas). Se abre el pan y se rellena con los embutidos o verduras junto con las salsas que se quiera. Está delicioso. Hay que advertir que se es celiaco obviamente. No hay riesgo de contaminación porque la bolsa con los panes no se manipula, solo la calientan y es de diferente color. Además, para los celiacos ponen salsas aparte. También hay opción sin lactosa y tienen cerveza sin gluten.

  • Puglia Bakery Bistro (Via Ercole Oldofredi, 25) Este restaurante me lo recomendó Andrea y se lo agardezco porque la pizza estaba buenísima. Toda la carta tiene su versión sin gluten. La masa de la pizza es casera y también tienen pasta sin gluten elaborada por ellos. Si podéis acercaos porque merece la pena y no está lejos de la estación central.

  • Il Ristorantino della Carne (Via Andrea Solari, 12) Perfecto para comer un auténico filete a la milanesa o como le llaman ellos "oreja de elefante". Es un restaurante tradicional, nada turístico y muy cuidadosos con el gluten. Pedimos la mini oreja de elefante del menú del día, si llegamos a pedir la oreja normal nos tienen que poner una mesa más grande. Me encantó, otro sitio al que ir.

  • BeBop Ristorante (Viale Col di Lana, 4) Disponen de varias opciones sin gluten, entre ellas varios platos vegetarianos y cerveza. También tienen unas 30 pizzas sin gluten y un montón de postres, la mayoría de ellos caseros.

  • Officina Zero (Viale Andrea Doria, 44) Es una cafetería con obrador propio 100% sin gluten. Disponen de productos dulces, salados e incluso platos para comer a mediodía. Cuando fui había abierto apenas unos días antes. Está muy bien para tomar un café y comer algo para seguir visitando la ciudad.

  • Ted One Bar Cafè (Via Solferino, 32) Fuimos a comer el ultimo día porque nos pillaba al lado de donde estábamos paseando. Disponen de menú del día y varios de los platos son sin gluten. Los platos eran muy sencillos como verduras con arroz, carne, pasta, lasaña. Si tengo que elegir prefiero otro lugar, pero la verdad es que el postre era casero y estaba muy bueno. Además es italiano auténtico, allí no había ningún turista.

Como podéis suponer casi tengo que facturar mi barriga para poder volver en avión. Pero si podéis, aquí tenéis más sitios sin gluten:


Qué ver en Milán

Milán es una ciudad, con su metro, su tranvía y su bullicio. Es conocida mundialmente como la ciudad de la moda y eso se nota porque por el centro hay mucho "tutti", vamos mucha gente bien arreglada y con estilo. Pero además, también hay otros monumentos:
  • Duomo. La catedral de Milán es corazón de la ciudad. Las entradas a la catedral, museo arqueológico y las terrazas de la azotea se compran en un edificio situado en la misma plaza. La catedral es enorme, de hecho se proyecto para albergar en su interior los 40.000 habitantes de Milán. Para construir la fachada se realizaron canales específicos que permitieran transportar el mármol blanco y el suelo de 12.000 m2 se tardó en construir 400 años con piezas de mármol blanco y rosa.
  • Alrededor de la Piazza del Duomo se encuentran el Palazzo Reale, Il Grande Museo del Duomo, Museo del Novecento y la Galleria Vittorio Emanuele II.
  • La Galleria Vittorio Emanuele II no solo es un centro comercial con las tiendas icónicas de moda italiana, también esconde una superstición. En el suelo hay un mosaico con un toro, hay que poner el talón en los testículos del toro y dar tres vueltas hacia atrás para evitar la mala suerte que tuvo Giuseppe Megoni que diseño el edificio y murió al caer de un andamio justo unas semanas antes de terminar el proyecto que se había desarrollado durante 14 años.
  • Si os gusta la moda y las marcas hipercaras podéis seguir paseando por el Quadrilatero d´Oro formado por la Via della Spiga, Via Sant´Andrea, Via Borgospesso y Via Montenapoleone.
  • Castello Sforzesco es una fortaleza de ladrillo rojo con su foso perimetral, que alberga varios museos y salas de exposiciones así como los jardines de recreo.
  • En el barrio de Porta Garibaldi e Isola se encuentra la Estación central, varias calles que al atardecer se llenan de personas tomando un aperitivo y la Piazza Gae Aulenti que alberga los rascacielos de Milán y unos edificios residenciales con un bosque vertical formado por sus terrazas llenas de árboles y vegetación.
  • La Basílica di Santa Maria delle Grazie  alberga la famosa pintura de La Última Cena de Leonardo da Vinci. Para poder verla hay que comprar las entradas en la web www.milan-museum.com, pero hay que estar pendiente porque ofrecen pocas visitas y solo pueden comprarse con un par de semanas de antelación.
  • Otro barrio interesante es Navigli ya que en él se encuentran los canales y dársena que en la edad media sirvieron para el comercio y desarrollo de la ciudad. Actualmente es un barrio bohemio, con talleres de artesanía, restaurantes y bares. Al atardecer y por la noche es perfecto para pasear y tomar algo. Me sorprendió encontrar un puesto ambulante de cervezas que tenía birra sin gluten.
Si tenéis tiempo y buen tiempo, porque a nosotros nos llovió y tuvimos que cambiar de planes, os recomiendo visitar el Lago di Como al que se llega en tren desde Milán. Yo me lo dejo apuntado para una próxima visita.

Os dejo unos recursos y mapa para preparar vuestra visita:



Pisa | Florencia | Venecia | Milán |

Ricardo. Celiacoalos30

Comentarios

  1. Cuanta información !!!! Qué maravilla,. me diagnsticaron hace dos meses y estoy muy perdido.
    en serio se puede comer en tantos sitios??

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

No te vayas sin decir algo... ¡Muchas gracias por tu comentario!

Publicidad