Egipto III: Itinerario turístico

Uno de los objetivos de este blog es animar a otros celiacos a viajar y facilitarles en lo posible que el viaje sea un éxito. En los dos artículos anteriores compartía mis recomendaciones para seguir la dieta sin gluten aunque no sea sencillo y también os proporcionaba un pequeño listado de establecimientos en El Cairo con opciones sin gluten.
Pero en un viaje no todo es comer, incluso comer puede ser algo totalmente secundario cuando se visita un país tan fascinante como Egipto. En este artículo os hago un resumen por el itinerario que se recorrí durante el viaje por si todavía necesitáis un pequeño empujón para lanzaros a viajar.





.: Itinerario de 8 días en Egipto

Día 1. Llegada a Egipto

El primer día aterrizamos en Luxor y guiados por el personal de agencia gestionamos el visado y nos trasladan al barco en el que pasaremos los siguientes cuatro días.

Día 2. Luxor

Nos levantamos muy pronto para ser los primeros en las visitas y evitar el calor sofocante. A primera hora visitamos el Templo de la Reina Hatshepsut y después el Valle de los Reyes. Ambos situados en la parte occidental del Nilo, en el lado de los muertos por donde se pone el sol, mientras que en la parte oriental del Nilo es donde estaban los vivos. Tuvimos mucha suerte porque ya se pueden hacer fotos con el móvil en el interior las tumbas, nosotros entramos en las de Ramses II, Ramses III, Merenptah y la tumba de Tutankamon con su momia allí presente. Para finalizar la mañana visitamos Los Colosos de Memnón, dos impresionantes estatuas de 20 metros de alto que daban acceso a un templo hoy desaparecido.

Ese mismo día por la tarde, visitamos el Templo de Karnak dedicado al dios Amón-Ra. Construido durante 2000 años, tiene una extensión de dos kilómetros y su sala hipóstila de columnas de 25 metros es sencillamente alucinante. Cuando el sol comenzaba a caer, visitamos el Templo de Luxor. Ambos templos estaban conectados por una gran avenida de 3 km decorada con carneros. Entre otras maravillas, en el templo de Luxor se puede ver la representación del Dios de la Virilidad Mir, representado como un varón manco con el pene erecto. Poder visitar este templo al atardecer e iluminado de noche junto con la llamada al rezo de la mezquita que se encuentra dentro del propio templo es una experiencia alucinante.

Día 3. Edfu

Después de toda la noche navegando y atravesando de madrugada la esclusa de Esna llegamos a Edfu. Durante el día visitamos el Templo de Edfu, dedicado al dios halcón Horus, de la etapa griega del imperio. Dentro se encuentra la barca de ceremonias en la que procesionaban un pequeño halcón de oro situado en el Interior del templo. El pueblo nunca podía entrar más allá del primer patio pero una vez al año el sol entraba por unas cavidades del techo e iluminaba la figurita de oro del dios Horus de manera que el pueblo podía ver su reflejo desde fuera a través de las puertas.

También visitamos el bello Templo de Kom Ombo, de la época ptolemaica. Está dividido en dos partes, una dedicada al Dios halcón Haroeis (Horus el grande) y otra al Dios cocodrilo Sobek. En sus paredes podemos ver un calendario de festividades, y cosas tan impresionantes como decálogos sobre el parto así como una representación de los útiles quirúrgicos que utilizaban.

Por la tarde volvimos a Edfu donde paseamos por sus calles y por la noche disfrutamos de una fiesta de la chilaba en el barco mientras éste navegaba hasta Asuán.


Día 4. Abu Simbel

En Asuán hay que visitar el Obelisco inacabado, situado en una de las grandes canteras del Antiguo Egipto. Debió de abandonarse al producirse una grieta, de lo contrario hubiera sido el mayor obelisco, con un peso de más de 1000 toneladas.
Por supuesto, cualquier guía os llevará a ver la gran presa de Asuán mediante la que se creó el mayor lago artificial del mundo: el lago Nasser. 

Lo mejor del día fue la visita a los Templos de Abu Simbel, el de Ramsés II y el su esposa favorita Nefertari. Ambos templos estaban construidos dentro de la roca y tuvieron que ser trasladados porque con la gran presa de Asuán hubieran quedado sumergidos. Poder visitar estas dos maravillas bien compensa las tres horas de recorrido por el desierto que hay que realizar para llegar a ellos.

Día 5. Asuán

Por la mañana decidimos no hacer la excursión al pueblo Nubio e ir por nuestra cuenta a ver el Templo de Philae y calles de Asuán.
Para llegar al templo cogimos un taxi hasta el embarcadero y allí una barquita hasta el templo situado en la isla. Por supuesto hay que regatear el precio de ambos medios de transporte. El Templo de Philae está dedicado a la Diosa Isis, es un templo precioso que también fue trasladado ya que la isla original quedó sumergida bajo el lago Nasser.

Después dimos un paseo por las calles de Asuán, visitando su zoco de especias y mercado nubio, así como una gran mezquita situada en la colina. Este paseo por la realidad creo que es importante, pues desde la calle podemos ver el barco con su piscina y detrás la pobreza de su pueblo, las calles sucias, con basura, los perros famélicos… Es como en el Antiguo Egipto donde el pueblo nunca entraba a los templos salvo para entregar sus ofrendas, trabajaban muy duro para el faraón, los sacerdotes y el alta sociedad, mientras ellos sobrevivían.

Por la noche cogemos un vuelo hasta El Cairo, que nos recibe con una temperatura de 30º a las once de la noche.

Día 6. Pirámides de Guiza y Saqqara

Nos levantamos a las 5 de la mañana para estar los primeros en las taquillas de las Pirámides de Guiza y tuvo su recompensa: ¡fui el primero en entrar en la Pirámide de Keops! Fue experiencia única, muy emocionante. Las pirámides son alucinantes, en las fotos parecen grandes pero en la realidad son inmensas (como un edificio de casi 50 plantas), además hay que pensar que originalmente estaban recubiertas de cuarzo blanco en su totalidad y están orientadas con los cuatro puntos cardinales y la constelación de Orión.

Junto a las tres pirámides pueden verse otras menores así como los lugares en los que se encontraban las barcas para que el faraón pudiera realizar el viaje hacia el mundo de los muertos.

Dentro del complejo funerario se encuentra la Gran Esfinge, que con sus 20 metros de altura y más de 50 de largo se mantiene a la espera, vigilando, y tal vez escondiendo templos inexplorados en su interior.

Después de hacer un sueño realidad, seguimos visitando el complejo funerario de Saqqara, en la antigua ciudad de Menphis. Allí visitamos el museo al aire libre donde entre otros se encuentra una gran estatua de Ramses II tallada en roca caliza con más de 10 metros.

El complejo funerario estuvo en activo durante más de 3000 años y en él podemos visitar la primera pirámide construida o pirámide escalonada de Zoser, así como el interior de la Pirámide de Teti y la Mastaba de Mereruka.

Visitar este complejo nos permite entender el proceso por el que inicialmente se enterraba en forma fetal directamente en la arena. Después comenzaron a marcar los enterramientos para honrar a los difuntos con montículos, después con pequeñas edificaciones de adobe, esto evolucionó a edificios de piedra de una planta con varias salas llamadas mastabas. Estas edificaciones se fueron ampliando con una planta encima más pequeña y de esta manera surgió la pirámide escalonada en la que se superponen 6 mastabas. A partir de entonces los faraones ya no se enterraron en mastabas, que siguieron utilizándose por los nobles. Las pirámides evolucionaron hasta la construcción de las grandes pirámides, aunque después se construyeron otras más pequeñas y finalmente dejaron de utilizarse en favor de tumbas subterráneas como las del Valle de los Reyes.

Día 7. El Cairo

Hoy toca visitar la ciudad de El Cairo. La capital de Egipto es un auténtico jaleo en el que viven 25 millones de personas, con tráfico brutal y caótico donde no hay normas y los coches no tienen seguro. La contaminación cubre toda la ciudad, aunque los guías digan que solo es polvillo la garganta y ojos no opinan lo mismo. Sorprende que la mayoría de los edificios no tienen tejado, quedando al descubierto la ferralla del encofrado, utilizando la última planta como almacén, escombrera o palomares rudimentarios para criar pichones como alimento.


En la Ciudad de El Cairo visitamos el Museo Egipcio, que próximamente será complementado con un nuevo museo enorme que se está construyendo junto a las grandes pirámides. Visitar el museo actuar es viajar en el tiempo, pues es un museo muy antiguo en el que uno sufre al ver cómo se conservan piezas tan valiosas como el tesoro de la tumba de Tutankamon o el papiro del Libro de los Muertos. Aunque ya sabemos que los tesoros del Antiguo Egipto se encuentran diseminados por numerosos museos de todo el mundo, especialmente el Británico y el Louvre, el museo de El Cairo alberga más de 150000 piezas que por espacio no pueden ser expuestas.

También es obligatorio visitar la Mezquita de Mohamed Ali, construida en 1840-1858 y que recuerda a la mezquita de Santa Sofia en Estambul ya que de allí es el arquitecto. Junto a ella se encuentra la Ciudadela, una fortificación islámica medieval construida para luchar contra las cruzadas. Si tenéis tiempo, deberíais visitar también la Mezquita de al-Azhar y la Mezquita-Madrasa del Sultán Hassan.

Otro puntos de la ciudad que visitamos es el Barrio Copto, donde se encuentra la Iglesia Colgante (Ortodoxa Copta) en la que presenciamos la ceremonia en idioma copto. El copto es una lengua muerta heredera de la lengua de la última etapa del Antiguo Egipto. También visitamos la Sinagoga Ben Ezra, lugar en el que se cree que se encontró al bebé Moisés en la cesta y por último la Iglesia de San Jorge (Ortodoxa Griega). Esta iglesia se ubica en el lugar en el que el bebé Jesucristo vivió tres meses con María, huyendo de Herodes y alimentándose de leche, dátiles y agua del pozo que todavía se conserva. La presencia policial en el barrio copto es muy fuerte, de hecho un policía armado acompaña a cada uno de los grupos de turistas.

Por la noche recorrimos dos puntos sorprendentes de la ciudad. En primer lugar visitamos la ciudad de los muertos. Uno de los cementerios de El Cairo, famoso porque desde hace décadas viven en él más de un millón de personas, la mayoría beduinos que huyeron de los conflictos armados. Las tumbas son panteones subterráneos bajo tierra, sobre ellos se encuentran los mausoleos con capillas para la oración y junto a ellos cuentan con pequeños edificios para los familiares cuando visitan el cementerio. 
Estos edificios son los que fueron ocupados. Actualmente las familias adineradas propietarias pagan una pequeña limosna a los ocupantes a cambio de la limpieza, mantenimiento, sirvan el té, etc. Además los hombres trabajan como chapistas (en El Cairo no les falta trabajo), las mujeres limpiando casas de ricos y los niños trabajan en los cafés y tiendas.

Después de esta visita tan singular, realizamos un paseo nocturno por al Cairo Antiguo, descubriendo calles llenas de gente joven, tomando té o shisha y un conjunto de mezquitas iluminadas que son preciosas. Los puntos más importantes de este paseo nocturno son Bab al-Futuh (año 1087) o puerta de las Conquistas, Mezquita Al-Hakim, Masjid Al-Aqmar, Masjid Elzaher Barqooq, Palacio Beshtak, Madrasa Sultan Qalawoun y Mezquita del Sultán Al-Nasir Muhammad.

Día 8. Regreso

Ya solo nos queda hacer las maletas y volar hasta Madrid con el recuerdo inolvidable de este viaje.

.: Mapa completo del itinerario por Egipto

En este mapa puedes ver los diferentes puntos de interés a lo largo del viaje y ubicar cada uno de ellos.


Espero que te haya resultado útil, recuerda leer los otros artículos sobre el viaje:

Comentarios

Mientras, en Instagram

Publicidad