Cata de Cervezas en Trinkhalle - Pospuesto -

Lamentablemente se anula la actividad de cata de cervezas. Esperamos en un futuro no muy lejano poder realizar la actividad pues nos hemos quedado con muchas ganas. Indicar que dentro de la programación de SALAIA también hay dos catas de cerveza. Gracias y disculpad.
Estamos en #MayoCeliaco y qué mejor que celebrarlo con unas cervecitas sin gluten. Así que el viernes 22 de mayo en la divertida taberna Trinkhalle del Mercado de San Antón, organizamos...

Reglamento de Alérgenos y Hostelería. ¿Imposible?

Habitualmente leo noticias sobre temas de la celiaquía y me suele molestar que se confunda celiaquía y alergia, que se den recetas "sin gluten" que incluyen alimentos que pueden no ser aptos o que se hable a la ligera sobre las dificultades para comer fuera de casa o que se trate la dieta como una moda.

Pero con la noticia que comento a continuación, me he indignado. Lean y opinen.

"Los hosteleros dicen que la norma de alérgenos les aboca a la ilegalidad"
La Voz de Galicia. 11/05/2015
En primer lugar debe llamarse a las cosas por su nombre. Las “sustancias alérgicas” se llaman alérgenos y son determinados alimentos o sustancias presentes en los mismos que pueden causar reacciones alérgicas o intolerancias alimentarias (incluida la celiaquía aunque no sea propiamente una intolerancia). Esas “sustancias” no vienen de marte, son cosas tan cotidianas como el gluten, la lactosa o los cacahuetes. Pero miren por dónde, muchas personas no pueden consumir alimentos que las contengan, aunque sea en una cantidad ínfima, y de ello depende su salud. 

¿Un laboratorio? La cocina de mi casa lo que tiene es comida, no es un laboratorio. Y como la mía la casa de miles de personas que tienen celiaquía, intolerancia o alergia alimentaria. Le puedo asegurar que su cocina lo que necesita es información, formación y voluntad, no un laboratorio.

Galicia Sin Gluten III: de Pontevedra a Ourense

En esta tercera y última entrega de la escapada sin gluten por Galicia visitamos varios municipios desde Santiago de Compostela hasta Ourense pasando por Vigo, y por supuesto comimos muy bien y sin gluten.

A primera hora de la mañana dejamos Santiago de Compostela para visitar el puerto y mercado de Porto do Son, donde los ojos me hicieron chiribitas con unos panes artesananos enormes que de no ser celiaco me hubiera comido con un buen trozo de queso con nueces y pasas que vendían al lado. Por cierto, uno de esos panes grandes costaba 24 € y es que lo bueno y artesano tiene su coste, con y sin gluten.

De allí viajamos hasta el final de la Edad de Hierro visitando el Castro de Baroña, un enclave sorprendente al borde del mar. Y después visitamos Vilagarcía de Arousa, Cambados, O Grove y por último Sanxenxo.


Galicia Sin Gluten II: Noia y Santiago de Compostela

El segundo día de la escapada despertamos temprano en A Coruña y pusimos rumbo a Muxía. La idea original era conducir por la Costa da Morte (Arteixo, Carballo, Camariñas..) pero aunque madrugamos iba a ser complicado llegar a todo.

En Muxia hablamos con las gaviotas del puerto y subimos por sus calles hasta una ermita situada junto al cementerio, bordeando esta ermita bajamos hacia el mar y nos encontramos con el Santuario de la Virgen de la Barca. Impresiona ver el Santuario, con el mar al fondo chocando contra las rocas. Pisamos la Pedra de Abalar que dicen que se balanceaba cuando quería y pasamos por debajo de la Pedra dos Cadrís. 

Desde Muxia, pusimos rumbo al fin de la tierra: el faro de Fisterra para perder la mirada en el océano y de allí con más hambre que otra cosa llegamos a Noia. 



Galicia Sin Gluten I: Lugo y Coruña

Aprovechando los días de descanso de la semana santa decidimos hacer un viaje por Galicia, para disfrutar con sus paisajes, ciudades, pueblos y por supuesto con su gastronomía sin gluten. Podríamos decir que el viaje ha sido redondo, por lo bien que lo hemos pasado y por como volvimos, pues no paramos de comer. 

Desde Madrid, la primera parada importante era Lugo, pero antes hubo tiempo de visitar Astorga y Ponferrada. Ambas poblaciones leonesas bien merecen un alto en el camino para disfrutar de sus cascos históricos, en Astorga de su Catedral y Palacio de Gaudí, y en Ponferrada del castillo templario.